I- RUN

Llevo haciendo deporte… lo cierto es que no podría recordarlo. He practicado muchos y muy variados desde bien pequeña. Pero hace 5 años decidí bajarme de los tacones de aguja e intentarlo.  Era el momento y el lugar. Hacía un año que me había estrenado como mamá y salir a correr suponía encontrarme de nuevo conmigo misma. Ponerme en forma poco a poco sin tener que depender de un horario o una instalación deportiva (podía hacerlo en cualquier momento del día, solo había que calzarse unas zapatillas y salir a la calle). En mi vida deportiva el running nunca fue mi primera opción, pero en esta ocasión, llegó para quedarse (si quieres leer como fue mi primera vez en zapatillas pincha AQUI)

Desde entonces han caído muchos kilómetros y unos cuantos retos, entre ellos dos maratones. Como es lógico, a mi edad y con el tiempo que puedo entrenar, mis medallas y logros no van de marcas. Son sueños que poco a poco se van convirtiendo en realidad. Nunca pensé que podría correr más de 5 kilómetros seguidos, ni 10, ni 15, ni 21, ni 42,195 metros… Disfruto y corro. Corro y disfruto. A veces soy capaz de rascarle segundo al crono y llego a casa pletórica. Otras veces no sale. Me esfuerzo, me caigo, me levando y vuelvo a intentarlo.