22ª Sâo Silvestre cidade do Porto 2015

22ª Sâo Silvestre cidade do Porto 2015

La primera vez que me puse un chip fue en una San Silvestre, en concreto en la Vallecana de 2007. Acababa de empezar a correr y fue toda una experiencia. Correr por las calles de Madrid, con ese frío tan característico de la capital, arropada por millones de corredores… Lo dicho, una de esas fechas que te apuntas en la memoria. Y como tal buen recuerdo, siempre te quedan las ganas de repetir algo tan multitudinario y divertido. Pero ahora la intendencia familiar es diferente, y los días 31 de diciembre se antojan más complicados. Así que un buen día de noviembre me llegó una proposición muy interesante: la Sâo Silvestre Cidade do Porto (que tendría lugar el 27 de diciembre)

Para hacerlo aún más atractivo, el mensajero de la propuesta me envió un vídeo de la edición de 2014 (¡una pasada!), y se me pusieron los dientes largos. Total, que en apenas dos días ya estábamos inscritos, con la reserva de un hotel para hacer noche en Portugal y liando a mis amiguit@s corredores.

Y así llegamos ayer a la línea de salida la friolera de 20.000 atletas populares de todas las edades y condiciones físicas dispuestos a pelearnos con las cuestas y adoquines en una prueba  súper bien organizada y que se ha convertido en la más multitudinaria del país luso.

Correr, lo que se dice correr, fue un poco complicado, por la cantidad de gente a la que tenías que ir sorteando a lo largo del recorrido. Creo que tardé como 10 minutos en llegar al arco de salida. Y a partir de ahí… ¡A la aventura!

img-20151228-wa0004.jpg
Foto: Run Porto

No llovió, la temperatura era estupenda, y el ambientazo, ni te cuento. Es una sensación rara y a la vez interesante correr en una ciudad que no conoces mucho, y por supuesto, desconocer absolutamente el  camino. En algunos tramos, éramos tantos ocupando las calles que los giros llegaban de sopetón. Incluso hubo una parte de la carrera, casi al final, en el que íbamos corriendo prácticamente a oscuras.

El colofón llegó en el último kilómetro, que recorres a lo largo de un túnel con la música a tope. Y al salir, cuando ya sabes que tienes la meta muy, muy cerca, te encuentras  a un público entregadísimo que te lleva prácticamente en volandas. Había terminado mi primera carrera internacional!!!!!!!!!!!! SI!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

img_20151227_194947.jpg

Me resultó imposible encontrar a mi quería Iria en la salida, que se estrenaba en un diez mil, y lo hizo fenomenal (una valiente). Vais a leer su nombre a partir de ahora en mis post porque estoy segura de que en 2016 vamos a correr mucho juntas.

Dorsal y medalla ya están a buen recaudo en la caja de las carreras. Una caja que espero llenar aún más el próximo año!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *